La endodoncia es el tratamiento de caries muy profundas, y consiste en la limpieza de los conductos del diente o pulpa dental, con la finalidad de conservar el diente evitando su extracción. Para ello, procedemos a eliminar el nervio lesionado y que en ocasiones puede causar dolor.

Antes de una intervención de este tipo, el endodoncista realiza una serie de pruebas diagnósticas, como radiografías, pruebas de vitalidad pulpar, sensibilidad térmica y de percusión. 

La amplia experiencia de nuestros endodoncistas, y la satisfacción de nuestros clientes, son el mejor aval para que decidas confiar tu salud bucodental a Clínica Dental Integral Bruno Negri.

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento conservador que se realiza cuando la pieza dental presenta una pulpitis irreversible o necrosis. La limpieza de las bacterias de los conductos eliminando la infección es lo que comúnmente se conoce como matar el nervio de una muela o diente.

Cuando la pieza tiene una sola raíz se trata de una endodoncia unirradicular (es el caso de los dientes anteriores o premolares) y si la pieza tiene dos o más raíces nos referimos a una endodoncia multirradicular (molares). Después de desvitalizar una muela procedemos al sellado y a reconstruir la muela con materiales biocompatibles de máxima calidad.

Muchas veces está indicada la realización de una endodoncia para la restauración del diente o la muela con finalidad restauradora o protésica, aunque inicialmente el diente o la muela no presenten dolor.

CONTACTA CON NOSOTROS

EXPLÍCANOS TU CASO Y BUSCAREMOS LA MEJOR SOLUCIÓN PARA RESOLVERLO

PONTE EN MANOS DE PROFESIONALES

CONSIGUE TU CITA
AHORA

¿Las endodoncias duelen?

Las endodoncias se realizan siempre con anestésicos locales muy eficaces y de larga duración, por lo que el paciente no siente ningún dolor durante el tratamiento. Lo que realmente provoca dolor en el paciente es la infección que eliminamos al realizar la endodoncia, no el tratamiento en sí. El resultado de la endodoncia es un diente insensibilizado, por lo que el paciente tampoco tendrá dolor después de la endodoncia. Es un proceso seguro, rápido e indoloro que ayuda a preservar el diente natural por más tiempo.

¿Cómo se hace una endodoncia?

Para realizar la endodoncia, primero se realiza el examen clínico y radiográfico. A continuación, se administra anestesia local. Luego se coloca un dique de goma para mantener el diente aislado, limpio y sin contacto con la saliva durante el procedimiento.

Se hace una apertura en la corona del diente para acceder a los conductos donde se encuentra la pulpa infectada/a tratar. Con una solución irrigadora desinfectante se limpia la cámara don de se encuentra la pulpa de los conductos radiculares. Posteriormente, se rellenan dichos conductos con un material biocompatible, generalmente gutapercha con un cemento, para asegurar un sellado completo. Finalmente, se coloca una restauración temporal o definitiva (“empaste”) o se reconstruye con una incrustación, corona dental o funda, dependiendo de la necesidad y del remanente sano del diente o muela.

¿Cuánto cuesta una endodoncia?

El precio de la endodoncia varía en función de la complejidad del diente que haya que tratar. Es decir, endodonciar un diente de un conducto (donde se aloja el nervio) siempre será una intervención más sencilla que un diente con tres o más conductos. Los precios de endodoncias oscilan dependiendo también del tiempo de trabajo y de si las técnicas empleadas son mecanizadas o manuales. Si pensamos en cuánto vale una endodoncia hay que considerar que es un proceso que alarga la vida del diente evitando tratamientos más costosos.
Solicita tu primera consulta.
Te ofrecemos asesoramiento y presupuesto sin compromiso